Ciencia

Las complicadas reformas que se están realizando en la Rusia actual no pueden menos de afectar la situación de la ciencia rusa. En este sector tan importante se deja sentir de manera muy acusada la escasez de subvenciones presupuestarias, la reducción del numero de cuadros científicos, la falta de afluencia de especialistas jóvenes; el nivel de remuneraci6n del trabajo más bajo que el de otros sectores, además, se presentan problemas relacionados con la modernización de la base técnico-material.

Sin embargo, hay que subrayar que la disminución de los índices cuantitativos va acompañada de procesos cualitativos, demostrando una elevada vitalidad de la ciencia rusa y su paulatina adaptación a la existencia en las condiciones de mercado, A titulo de ejemplo, pueden mencionarse la reestructuración institucional, el desarrollo del sector privado en la ciencia y enseñanza superior, la reorientación - bajo la influencia de la demanda nacional y extranjera - de las organizaciones científicas adjuntas al complejo de la industria de guerra hacia la temática civil, la consolidación de las nuevas formas organizativas, la aparición aunque en grado insuficiente de las fuentes de financiamiento alternativas, el aumento del pequeño empresariado, el desarrollo de la colaboración cientifico-técnica internacional.

El siglo XX ha proporcionado al mundo muchos acontecimientos relevantes, y uno de ellos es la salida del ser humano al espacio extraterrestre. En un plazo extraordinariamente corto la cosmonáutica se convirtió en el centro convergente de los últimos logros de la humanidad, en el punto culminante del progreso científico-técnico y en un potente método practico para resolver los problemas de garantía de la seguridad de Estados, la informatización de la sociedad, el control del medio ambiente y en la solución de problemas sociales de importancia vital.

En la actualidad, la cosmonáutica nacional, al igual que la economía nacional en su conjunto, experimenta cambios radicales. La reforma de este ramo prevé, en primer lugar, elaborar los nuevos conceptos, política y programa a largo plazo para las actividades espaciales de Rusia; realizar las nuevas relaciones económicas, la doctrina de defensa y los intereses de los consumidores nacionales y extranjeros.

Para plasmar con eficacia su política espacial, Rusia, dadas las nuevas circunstancias, tiene que modernizar la estructura organizativa de gestión. Además de ello, hay que partir de la necesidad de conservar la cosmonáutica en su calidad de un sistema complejo y altamente organizado, que para poder desempeñar sus funciones de importancia estatal, así como para crear y explotar equipos espaciales, se ve obligado a cooperar íntimamente con otros sectores de la economía nacional y con estructuras análogas de los países de la CEI y otros Estados. Rusia debe desarrollar todas sus actividades espaciales en las condiciones de la máxima apertura, lo cual presupone un debate científico-social de los programas de desarrollo de la cosmonáutica en conjunto, de sus determinadas tendencias y de los problemas clave, tanto fundamentales como aplicados.

El Presidente, el Gobierno de la FR y la Agenda Espacial Rusa (AER) aplican la política de Estado en la cosmonáutica y controlan la implantación de la misma en la vida.

El sistema, encabezado por la AER, está formado, además del aparato central, por los centres de investigaciones científicas y ensayos, cuya tarea principal es asegurar la realizaci6n de los estudios relacionados con la delineaci6n de las perspectivas del desarrollo de la cohetería espacial, la creaci6n de las nuevas tecnologías y elementos clave de los equipos espaciales, el seguimiento de los diseños y la realizaci6n de pruebas de productos de la cohetería espacial.

La utilización de estos objetos y de la cohetería espacial de doble destine se efectúa por la AER y por los consumidores de programas comerciales en base a contratos.