Un Vistazo de Rusia. Geografía y Clima

Geografía. El principal rasgo característico de la situación geopolítica de Rusia consiste en que su parte occidental, o sea europea, que habitan mas de 4/5 de toda la población, se halla dentro de los límites del Este de Europa, mientras que la parte oriental, tramontando los Urales, ocupa el Norte de Asia. La extensión de Rusia de oeste a este constituye más de 9.000 km, y de norte a sur oscila entre 2.500 y 4.000 km.

Cerca del 14% del territorio yace tras el círculo polar ártico, en la zona de congelación perpetua, cuya larga noche polar en algunos lugares dura hasta 60 días, abarcando a numerosos archipiélagos e islas del Océano Ártico: Zemlyá Franza Iósifa (Tierra de Francisco José), Nóvaya Zemlyá (Tierra Nueva), Isla de Kolgúev, Sévernaya Zemlyá (Tierra del Norte), islas Novosibírskie (de Nueva Siberia), etc. Tan solo 900 km separan el polo ártico terrestre del cabo de Flugel (81°51' de lat. N) en la isla de Rudolf.

La punta continental septentrional de Rusia es el cabo de Cheliuskin (77°43' de lat. N, 104°18' de long. E), denominado en honor del navegante S.Cheliuskin, participante de la Gran Expedición Septentrional de 1742. La punta meridional se encuentra en la frontera con Azerbaiyán (41°10" de lat. N). La punta occidental se halla en la lengua de tierra Báltica del mar Báltico (19°38- de long. E). El cabo de Dezhnev, extremo continental oriental, se halla en el hemisferio Occidental (169°40" de long. 0 y 66°05" de lat. N), y ostenta de un faro - monumento dedicado al famoso explorador de tierras S. Dezhnev, quien fue el primero en doblar este cabo peñascoso (1648). En la isla de Ratmánov (mar de Bering) está marcado el extremo oriental insular (160°02" de long. 0), por donde al continente sale el sol y llega el nuevo día.

Rusia tiene 11 husos horarios, que condicionan una considerable diferencia horaria entre sus extremos occidental y oriental.

El litoral de Rusia esta bañado por las aguas de 12 mares de tres océanos: el Atlántico (mares Báltico, Negro y Azov), el (Glacial) Ártico (mares de Bárents, Blanco, Kara, Láptev, de Siberia Oriental y de Chukotka) y el Pacífico (mares de Béring, de Ojotsk y de Japón).

Yacimientos y Minerales. En Rusia se explotan numerosos yacimientos de petróleo y gas, conformados en enormes cuencas industriales. La cuenca de Siberia Occidental, la más grande de Rusia, abarca las provincias de Tiumén, una parte de la de Tomsk, Novosibirsk y Omsk y una parte del territorio de Krasnoyarsk. En esa cuenca se explotan mas de 300 yacimientos de petróleo y gas.

La cuenca del Pechora con sus 30 yacimientos en producción tiene grandes reservas de hulla. Las reservas de carbón pardo, probadas en la cuenca de Moscú, constituyen cerca de 4 mil millones de toneladas. Uno de los primeros lugares nacionales y mundiales por el volumen, la potencia de las capas y la calidad del carbón pertenece con todo derecho a la cuenca hullera de Kuznetsk, o sea Kuzbáss. Son conocidas también cuencas de carbones pardo y de piedra siberianas: la gigantesca cuenca del Tunguska; la de Kansk-Áchinsk, que tiene las más grandes reservas probadas (mas de 80 mil millones de toneladas) y en la que un 1/4 de reservas de carbón pardo puede obtenerse a cielo abierto; las de Minusinsk y de Irkutsk, donde están explorados más de 20 yacimientos.

La cuenca más grande del país y del mundo, en la que se extrae el mineral de hierro, es la Anomalía magnética de Kursk, cuyas reservas de cuarcita ferruginosa superan 25 mil millones de toneladas. Están explorados y producen minerales de hierro los yacimientos de los Urales, las cuencas del Angará y el Fit, del Angará y el Ilim.

Los yacimientos de minerales manganíferos mas importantes están en los Urales, Siberia y el Extremo Oriente. El mas grande de Siberia es el yacimiento de Usinsk en la provincia de Kémerovo.

Los yacimientos de bauxitas, nefelinas y otras materias primas de aluminio están probadas en los Urales del Norte y del Sur y son de alta calidad. Se domina la producción de alúmina y la obtención de aluminio de las apatitas y nefelinas en los yacimientos de los Jibini en la península de Kola. Los principales recursos de mineral de cobre están concentrados en la provincia de Chitá, donde se extrae el mineral al 0,2-4% de cobre (yacimiento de Udokán).

Los yacimientos de minerales de níquel y cobalto se hallan en la zona minera de Norilsk. La mayor parte de mineral de estaño se extrae en los yacimientos de Yakutia, Chukotka (centro productor de Pirkakái), de los territorios de Jabárovsk y Primorye. El subsuelo del Altay Minero es rico en yacimientos de minerales polimetálicos. Son conocidos los yacimientos de filones auríferos en los Urales (Beriózovskoe) y en Transbaikalia (Darasún). En Siberia Oriental existen también yacimientos de placeres. De los minerales no metálicos en el territorio de Rusia pueden ser presentados: las fosforitas y apatitas en la península de Kola, la provincia de Múrmansk; las sales potásica y gema en las provincias de Perm e Irkutsk; el asbesto en los Urales y Tyvá; el grafito en los Urales y el sur de Siberia; la mica en las provincias de Múrmansk, Irkutsk y en Yakutia. Los yacimientos de diamantes se encuentran en Yakutia y los Urales. Además hay muchos yacimientos de aguas termales subterráneas.

De antaño Rusia es famosa por sus yacimientos de piedras semipreciosas.

Clima. Debido a gran extensión del territorio de norte a sur, Rusia tiene cuatro zonas climáticas: ártica, subártica, moderada y subtropical. El clima de cada una de ellas es de tipo ártico, subártico, moderado y subtropical, respectivamente.

En Rusia domina el clima continental moderado con cambios estacionales periódicos, inviernos fríos, nevosos y largos, veranos suaves y relativamente cortos. El contraste continental del clima aumenta en Siberia y en el norte del Extremo Oriente, donde se hace fuertemente continental, a lo cual se deben las condiciones atmosféricas rigurosas y los bruscos saltos térmicos estacionales y entre día y noche, así como la existencia de una fuerte capa de congelación perpetua. En Siberia Oriental, cerca de la ciudad de Verjoyansk, en la depresión de Oymiakón, se halla uno de los "polos del frío" del hemisferio septentrional, donde se registra la mínima absoluta de -71° C.

En los extremos occidental y oriental de Rusia, susceptibles a la influencia global de océanos y sus mares, se han formado climas de tipo marítimo y continental transitorio con rasgos de marítimo (en el noroeste) y monzónico (en el sur del Extremo Oriente).

Las islas y el litoral continental del océano Glacial Ártico se destacan por un clima ártico y subártico riguroso. El clima subtropical, con inviernos suaves pero húmedos y veranos cálidos y secos, es típico de la zona balnearia de la costa caucásica del mar Negro (de Tuapsé a Anapa).

En las regiones montañosas el clima es muy variado, lo cual no sólo se debe a la situación geográfica de toda la cordillera, sino también a la altura de cada zona, la exposición de las pendientes, etc. Estos factores influyen en la singular variedad climática local, el llamado microclima.

Las temperaturas medias de enero en toda Rusia, excepto la costa caucásica del mar Negro, son negativas: de -1° C y -5° C en el oeste de la parte europea a -50°C en Yakutia. Son muy diferentes las temperaturas estivales en el norte y el sur de Rusia. Las medias térmicas de julio oscilan entre +1°C en el norte de Siberia y +25° C en la depresión del Caspio.

La máxima de lluvias (2.000 mm al año) corresponde a las pendientes del Cáucaso y los montes Altay, así como al sur del Extremo Oriente (hasta de 1.000 mm anuales, con frecuencia las lluvias monzónicas estivales dan lugar a inundaciones) y en los bosques de la llanura de Europa Oriental. La zona más árida se considera la parte semidesértica de la depresión del Caspio, donde las lluvias llegan a 150 mm anuales.